Bienvenidos

Mensaje del presidente
Largo camino recorrido por ACONTAP (1941-2021)

En Un día especial, 6 de noviembre de 1941, se reúne un grupo de contadores panameños con el interés de realzar la profesión de contabilidad y dar un mejor servicio a la comunidad, y por ende al país, decidieron unir fuerzas y emprender la misión de crear la primera asociación del gremio, la que hoy en día es La Asociación de Contadores Públicos Autorizados de Panamá- ACONTAP.  Tal proyecto se forjaba   en un ambiente de nacionalismo que se vivenciaba en la república, lo que tiende a reflejarse en los colores de nuestro logo y estandarte; siendo el primer presidente el ilustre Contador Estanislao García.

Sus fundadores se esforzaron por difundir los conceptos contables y su cumplimiento, con apego a la ley de aquellos momentos, más que todo para el desarrollo de la labor en los contadores empíricos.  Se obtenía la idoneidad con un examen por la Junta Técnica de Contabilidad, por eso no era raro que profesionales de otra disciplina también fueran Contadores Públicos Autorizados.

Los primeros presidentes fueron verdaderos maestros de la profesión, entre ellos Braulio Vásquez Gallardo, docente de contabilidad desde los inicios de la Universidad de Panamá que fue creada a escasos seis años antes de la fundación de Acontap, quien fue decano de la facultad de Administración de Empresas y Contabilidad.

Las acciones de ACONTAP han sido fundamentales en la adecuación de disposiciones legales para la profesión. Mientras en el mundo financiero se desarrollaban las normas de contabilidad y de auditoría.  La profesión en Panamá no era ajena a esos cambios.  En 1968, se aprobó la ley que determinaba que, para ser Contador Público Autorizado, el primer requisito era el título universitario, lo cual se mantiene en la ley actual. Por esa época, se distinguen líderes de la profesión como Juan Herrera, Hermes Espino, y Justino Rangel, y entre las tres asociaciones de contabilidad del momento se logra la ley actual de la profesión, Ley 57 de 1 de septiembre de 1978, el Código de Ética, normas de contabilidad y procedimientos de auditoría, se instituye oficialmente la Comisión de Normas de Contabilidad Financiera de Panamá (NOCOFIN), ente asesor de la Junta Técnica de Contabilidad organismo rector de nuestro ejercicio  y se inician los Congresos Nacionales de Contadores.  Es obligante mencionar que parte de esta época, con repercusión directa sobre nuestra profesión, fue la aprobación de la ley 9 y decreto 60 de junio de 1965, la primera gran reforma tributaria en el país.

ACONTAP, con su largo camino recorrido, es una organización que representa a nivel nacional a sus flamantes capítulos provinciales, tanto en la Junta Técnica de Contabilidad, en NOCOFIN, en la organización de los Congresos Nacionales de Contadores y en los simposios de la Asociación Interamericana de Contabilidad.

ACONTAP cumple 80 años, se enfrenta a grandes retos y cambios en la profesión, en el ámbito financiero, disposiciones fiscales, normas internacionales y ahora enfrentando una nueva lid, la actualización de la Ley 57.

DISTINGUIDO COLEGA, TE INVITAMOS A SER PARTE DE LA HISTORIA Y CONTINUAR EL RECORRIENDO EL CAMINO DE ACONTAP.





PALABRAS DEL PRESIDENTE 2021-2023 MAGISTER MIGUEL DÍAZ GONZÁLEZ

En primer lugar, quiero darle las gracias al Señor Todopoderoso por permitirme ocupar esta digna distinción de dirigir los destinos de la primera Asociación de Contadores Públicos Autorizados de nuestro país, distinción que acepto con humildad y plena conciencia de la responsabilidad que recae en mí. La Asociación de Contadores Públicos Autorizados, ha participado y participa en la convergencia de la investigación contable con los países de la región de Latinoamérica, buscando mantener el prestigio de la profesión, cumpliendo así su visión de constituirse en un centro de investigación de las ciencias contables y en un gremio de servicios profesionales del más alto nivel académico y profesional. La Asociación de Contadores Públicos Autorizados se siente orgullosa por albergar y haber albergado dentro de su membresía a eminentes profesionales dedicados al servicio de la sociedad como educadores, en el estado y en el sector privado, como contadores, auditores, gerentes, directores y asesores financieros. En esta gestión, me acompañan en el grupo directivo, colegas de gran experiencia, su preparación, dinamismo y cualidades personales y humanas avalan sin lugar a dudas su elección. La experiencia como miembros de juntas directivas anteriores les convierte en conocedores de la realidad de nuestra institución y por lo tanto les sitúa en las mejores condiciones para impulsarla. Es mi deseo que tengamos la suficiente habilidad y capacidad para desarrollar mancomunadamente, junto con toda la membresía, nuestro plan de trabajo. Este no es el momento para hacer ofrecimientos ni de prometer cosas y hechos, tampoco nos vamos a quedar pensando y hablando del pasado, es pensando hacia adelante. La junta directiva que hoy me acompaña ha considerado las siguientes acciones a desarrollar durante nuestra gestión:

  • Dar cumplimiento a los estatutos.

  • Motivar una participación activa de la membresía a nivel nacional.

  • Desarrollar nuestro plan de trabajo de manera transparente, demostrando integridad, honestidad y responsabilidad.

  • Aplicar la ética en nuestro comportamiento moral y profesional.

  • Mantener una comunicación fluida con la membresía y con los capítulos.

  • Ofrecer educación continua a los socios.

  • Digitalizar la información administrativa y financiera.

  • Participar en las actividades que afecten nuestro gremio, con los otros organismos afines.

  • Impulsar la aprobación de la modificación de la ley del contador.

Soy consciente que tenemos un gran reto, porque el país en general no está atravesando por un buen momento, por lo que tendremos que esforzarnos para lograr nuestro plan de trabajo; debemos innovar, buscar cambios, buscar nuevas formas de alcanzar las metas que nos hemos fijado, y, para ello es preciso contar con el apoyo de todos y cada uno de ustedes. A partir de este momento las palabras se deben convertir en acción y el plan de trabajo, solo espera la participación de ustedes para ejecutarlo. Colegas todos, aprovecho para invitarlos, a unirse a esta junta directiva, integrándose a los comités de trabajo para hacer de la ACONTAP, una asociación sólida y referente, los invito a participar en la renovación de ACONTAP con ética y transparencia. Estimados socios, en nombre de la junta directiva, quiero agradecerles por la confianza que nos han depositado, en permitirnos dirigir esta prestigiosa asociación, que, con la ayuda de ustedes y la dirección del único y sabio Dios, lograremos los objetivos trazados. Que la gracia del Señor Jesucristo, el amor de Dios, y la comunión del Espíritu Santo sean con todos vosotros.

MUCHAS GRACIAS.